Jugaste basta.

Jugar Basta

Era típico de una noche de viernes, con amigos y familia, divertido, competitivo siempre queriendo ganar, el mayor puntaje, escribiendo algo diferente que tu hermana.

Es verano todavía, seria un buen ejemplo para los hijos, una tarde de juegos sin salir de casa.

Desarrollando tolerancia, empatía y pasando un momento maravilloso en familia.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *