¿COMO MANEJO LOS CELOS DE MI BEBÉ?

La sensación de un bebé ante la llegada de un hermano es: “lo que me daban a mi ahora se lo dan a él, atención, caricias, mirada, entrega, sonrisas. Mi mamá cambió por completo hacia mí, a ya no me quieren.
La comunicación verbal es indispensable para decirle al hermanito mayor: eso que sientes se llama celos y se sienten en tu panza y tu corazón y duele, pero tu eres el mas especial porque llegaste primero y nos hiciste papás.
Contigo puedo platicar, tu ya puedes comer solo, ir al baño solo e ir al super conmigo, el bebé no puede hacer nada de esto.
Cada vez que sientas celos, dímelo y haremos algo juntos. También se le puede ofrecer el “juego de bebé” descrito en el libro Así fluye el amor de Laura Rincón Gallardo.

¿DEJO LLORAR O NO A MI BEBÉ?

La única forma de comunicarse de un bebé, es por medio del llanto, es su manera de expresar que tiene alguna necesidad insatisfecha.
Una mamá vinculada emocionalmente con su bebé, es capaz de distinguir en su llanto, si el bebé siente: frío, calor, hambre, molestia física o necesita sentir el cuerpo de su madre cerca, esto es: cariño, ternura, contacto físico, arruyo y amor.
El dejar a un bebé llorar solo durante la noche le hace sentir: “en esta casa a mí en la noche me abandonan pues nadie acude a mi llamado, me dejan solo”.
Este abandono generará en el bebé la herida más limitante que el ser humano se lleva a su vida: el miedo al abandono.
En resumen, SE DEBE EVITAR DEJAR A UN BEBÉ LLORAR SOLO POR ESPACIOS PROLONGADODS DURANTE EL DÍA O LA NOCHE.